CONEJO AL AJILLO I

INGREDIENTES:

1 conejo cortado en trozos
2 cabezas de ajos
3 hojas de laurel
Pimienta negra molida
Sal
orégano
2 caldos de carne o conejo
½ vaso de vinagre jerez
vino blanco
aceite de oliva

1) Se lavan bien los trozos de conejo y se colocan sobre una bandeja de tal tamaño que quepan sobre ella todas las tajadas con holgura.

2) Se salarán y pimentarán tras lo cual, picaremos muy fino los dientes de ajo y los untaremos bien sobre todos los trozos, reservando algunos que freiremos ligeramente más adelante. Como alternativa, puede espolvorearse el conejo con ajo granulado (deshidratado). Añadiremos también un poco de orégano.

3) Regaremos todo con un chorro generoso de vinagre de jerez y añadiremos vino blanco de forma que ninguna tajada permanezca seca y tratando de evitar que el “riego” limpie y escurra los condimentos que acabamos de espolvorear. Ahora cubriremos el recipiente con film de plástico y lo dejaremos en maceración unas cuantas horas fuera de la nevera. *(Según la época del año, será necesario refrigerar). Habrá de permanecer en este aliño durante el mayor tiempo posible; mejor, la víspera.

4) Freiremos el conejo en una sartén honda con abundante aceite de oliva y lo cubriremos con una tapa para aumentar la temperatura y que se tueste lo mas posible. No obstante, el conejo se fríe muy despacio y es muy fácil secar su carne.

5) Una vez frito  y retirado de la sartén, vaciaremos ésta de aceite y de restos de la fritanga y volveremos a echar en ella el conejo y lo rehogaremos de un modo urgente, a fuego intenso, con el aliño en el que lo tuvimos y que rebajaremos con un vaso de agua escaso  para que quede salsa. Ahora añadiremos los ajos fritos que teníamos  reservados. *Esta opción es prescindible ya que el conejo recién frito tendrá un excelente sabor debido al tiempo que estuvo en maceración sin necesidad de erogarlo, si bien, la salsa es un magnífico complemento dado que esta carne es –de por sí- bastante seca.  

6) Servir inmediatamente. Al igual que sucede con el pollo frito y con las chuletitas de cordero, comerlo con los dedos produce la sensación de un sabor más intenso. No obstante, también hay incrédulos y detractores.

Publicado por

cocinaamibola

Sabores mediterráneos. La cocina española más clásica y sencilla. Ni deconstruimos, ni esferificamos. Nada de miniaturas en platos gigantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s