MACARRONES GRATINADOS

INGREDIENTES: ½ kg. macarrones, 2 chorizos, 9 dientes de ajo, 1 cebolla, laurel,  5 lonchas de queso de sándwich, 30 cl. tomate frito, queso rallado, vino blanco, aceite de oliva, sal, perejil picado.

image

1) En abundante agua hirviendo echaremos dos puñados de sal, cuatro hojas de laurel y un chorro de aceite de oliva virgen extra. Dejaremos que cueza durante cinco minutos. Para obtener una pasta sabrosa y bien cocida es muy importante guardar una proporción mínima de 1 litro de agua por cada cien gramos de pasta.

2) Mientras tanto, podremos el horno a calentar. Aprovechando este tiempo de espera, y el de cocción (apartado 3), picaremos la cebolla muy fina y la pondremos a rehogar. Cortaremos el ajo en lonchas trasversales y lo freiremos en aceite a fuego muy lento. Una vez estén listas, es decir, la cebolla tierna y el ajo dorado, lo reservaremos todo en un plato.  Cortaremos el chorizo en tacos pequeños  y lo rehogaremos en el aceite usado para freír los ajos sin que se hagan demasiado, tras lo cual, echaremos el contenido de la sartén (aceite incluido)  donde teníamos reservados los ajos y la cebolla.

image

3) Transcurridos los cinco minutos, echaremos la pasta, bajaremos la intensidad del fuego  y removeremos de vez en cuando para que no se peguen al fondo o entre sí. Habrá de cocer durante unos ocho o nueve minutos, dependiendo de la marca utilizada.

4) Cuando la pasta esté lista, la escurriremos y la lavaremos ligeramente en agua fría con ayuda de una colador, tras lo cual, echaremos un chorro de aceite de oliva y removeremos para que quede suelta y tome el sabor de aquél.
5) De nuevo en la olla, le añadiremos el tomate frito, un vasito de vino blanco, el perejil picado, el chorizo, la cebolla,  el ajo y algo de queso rallado. Remover y rehogar a fuego lento durante unos tres minutos.
6) En una fuente o cazuela de barro, echaremos la mitad de los macarrones. Tomaremos la fuente y la moveremos lateralmente para que la pasta se asiente de forma uniforme sobre ella y colocaremos las lonchas de queso de sándwich por toda la superficie. A continuación, echaremos el resto de la pasta.
7) Por último, echaremos por toda la superficie una generosa capa de queso rallado y meteremos la fuente en el grill a gratinar. Habremos de tener mucho cuidado para que no se queme. En cuanto el queso esté dorado, apagaremos el horno y sacaremos la fuente.
Dejar reposar unos diez minutos y servir.

Publicado por

cocinaamibola

Sabores mediterráneos. La cocina española más clásica y sencilla. Ni deconstruimos, ni esferificamos. Nada de miniaturas en platos gigantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s