TORRIJAS

INGREDIENTES: 12 rebanadas de pan, 1 litro de leche, 5 huevos, azúcar, agua, canela, brandy y aceite de oliva suave

image

1) Esto de las torrijas es como el gazpacho… es imposible consensuar una receta ya que en cada casa de cada pueblo de este país se hacen de un modo distinto, aún con los mismos ingredientes.  Más dulces o menos, con más o menos canela, jugosas o secas, tostadas o claritas, pero con idéntica base. De nuevo inspirándome en notas de mi hermana Almudena, yo opto por las de mi madre puesto que no soy muy aficionado a ellas y no creo que vaya a elaborar nunca mi propia receta.  

2) Usaremos pan del día anterior para que sea más consistente y cortaremos rebanadas de unos dos centímetros de grosor y de forma sesgada para que salgan más grandes. La verdad es que ahora venden unos panes cortados ya en rebanadas gruesas y de corteza suave que viene de miedo para esto y nos ahorra un trabajillo. Confieso que en este caso he recurrido a ello.

3) Iremos colocando las rebanadas ordenadamente en dos pisos sobre una fuente e iremos regándolas con leche tibia con bastante azúcar. Las dejaremos un rato porque la idea es que se empapen bien y que se embeban de la leche dulce.  Aquí podemos usar edulcorante líquido.

4) Mientras tanto,  pondremos los huevos en un recipiente donde nos quepa al menos una torrija en el fondo. Los batiremos mucho para que no quede clara separada de la yema.

image

5) Cuando haya pasado un rato y las rebanadas de pan hayan absorbido la leche, dispondremos una sartén honda con bastante aceite de oliva. Ha de ser suave para que no imponga su sabor sobre los demás ingredientes.
6) Tomaremos cada rebanada con las manos y procuraremos escurrirlas un poco para que no goteen leche que salpicará con el aceite. Las rebozaremos en huevo por ambos lados y las iremos friendo a fuego bastante fuerte para que se tuesten bien por fuera. A medida que las vayamos sacando de la sartén, las pondremos sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.
7) Ya escurrido, las iremos colocando de nuevo en la fuente, de la que habremos eliminado los restos de leche. Haremos dos pisos, por lo menos.
8) Las torrijas ya están listas, pero para que sean las de mi madre, necesitan estar literalmente bañadas en un almíbar que haremos a base de medio litro de agua, azúcar al gusto (pero bastante, porque es un almíbar), canela molida y un chorro de brandy. Una vez mezclados estos ingredientes, lo iremos echando sobre las torrijas para que se empapen bien. Enfriar.

MAGDALENAS CASERAS

INGREDIENTES: 420 grs. Harina de fuerza, 350 grs. azúcar*(edulcorante), 380 c.c. aceite de oliva suave, 5 huevos, 12 cl de leche semidesnatada, 20 grs levadura prensada de panadería, ralladura de 2 limones, 1 cucharadita (moka) de sal,  1 cucharada de cacao en polvo, cuentas de chocolate.

image

1) El primer paso consiste en tamizar la harina pasándola por un colador fino. De este modo, la masa quedará mucho más suelta.

2) Ahora, los pasos variarán dependiendo de si vamos a usar amasadora, Thermomix, etc o haremos la masa de modo manual. Si se trata de éste último caso, tendremos que batir muy bien los huevos, mezclar con el azúcar, la sal, la leche, el cacao y la ralladura. Batir bien. Luego iremos echando poco a poco la mitad de la harina mientras lo movemos bien con un palo de madera. Ahora pondremos la levadura tratando de desmigarla bien. Luego seguiremos echando el resto de harina. Poco a poco y mezclando bien.

3) Si lo hacemos con  robot, echaremos en el vaso batidor todos los ingredientes menos la harina, la levadura y las cuentas de chocolate. Mezclar bien todo a alta velocidad.
*.- Para paliar un poco la bomba calórica que supone el azúcar de la masa, yo uso edulcorante líquido en la proporción adecuada y el resultado es bueno.

image

4) Echar la mitad de la harina y batir fuerte durante unos segundos. Desgranar ahora la levadura y poner el resto de la harina. Amasar.

5) El resultado es una masa blanda y muy cremosa que vaciaremos dentro de una manga pastelera y que dejaremos reposar durante treinta minutos en la nevera para que la levadura haga su trabajo.

6) Transcurrido el tiempo marcado, podremos comprobar cómo la masa ha crecido e incluso hay bolsas de aire generadas por la levadura. Iremos rellenando los moldes de papel especial para magdalenas hasta dos tercios de su volumen aproximadamente. Espolvorearemos por encima con azúcar y cuentas de chocolate.

7) Precalentaremos el horno a 250º y nada mas meter las magdalenas bajaremos a 180º. Se cuecen muy deprisa. Primero subirán su volumen de un modo muy evidente y empezarán a tomar un tono marrón. El punto depende de si nos gustan tostadas o menos cocidas. En caso de duda, pincha una de ellas con una aguja de hacer punto o similar. Si sale manchada, aún no están hechas. Si sale limpia, ya las puedes sacar. Déjalas enfriar.

FRESAS EN ZUMO

INGREDIENTES: 1 kg fresas, 2 plátanos de canarias, 5 naranjas, 1 limón, vino blanco y azúcar.  

image

1) Entrada la primavera, la fresa y el fresón se ponen espléndidos y apetece tomarlos de mil maneras. Esta que propongo ahora es la típica de las familias numerosas. Alimenta, cunde y es barata. ¿Qué más podía pedir una madre de las de nuestra época?. La verdad es que hoy nos lo plantearíamos algo más por aquello del exceso de fructosa, del poquito de vino que lleva y del azúcar. Pero sigue siendo igual de apetecible que antaño.

2) Con ayuda de una puntilla le quitaremos a cada fresa el tallo verde y la hoja. Apurando un poco, no cortaremos por lo verde sino un poco más entrando en el fruto ya que suele ser blanco por no haberle dado tiempo a madurar y tomar su vivo color rojo. Las lavaremos muy bien al chorro del grifo e incluso llenando de agua la pila. Ahora las cortaremos en trozos que nos quepan en la boca. Reservar.

3) Haremos un zumo exprimiendo las naranjas y el limón. A mí me encanta que “se me cuele” algo de pulpa de las naranjas en el zumo. Echaremos azúcar al gusto teniendo en cuenta su alto poder calórico. Ahora un chorro de vino blanco. Ha de ser muy moderado, no solo por si lo van a tomar niños, sino porque pretendemos que se adivine un poco su sabor, no que mande en todo el zumo. Por otra parte, el alcohol también es hipercalórico.

4) Pelaremos los plátanos y los cortaremos en rodajas. Echaremos toda la fruta (fresas y plátano en el bol del zumo y con mucho cuidado para no dañarla removeremos una y otra vez con dos cucharas soperas. Dejar macerar un par de horas si es posible y refrigerar.

FLAN DE QUESO

INGREDIENTES:  6 huevos, 300 g  queso de untar, 555 g leche condensada, idénticos centilitros de leche normal, 6 cucharadas de azúcar, 1,5 cucharada sopera de agua, 1,5 cucharada sopera de zumo de limón. (Cabe una opción algo más ligera con leches semi o desnatadas.)

image

1) Comenzaremos por hacer el caramelo que cubrirá el fondo del molde. Para ello, ponemos el azúcar, el agua y el zumo de limón en un cazo a fuego medio bajo. No es conveniente ausentarse pues se quema enseguida y resulta tan amargo que no nos valdrá.

2) Cuando tenga un tono moreno, lo echaremos en el fondo de un molde apto para el horno. Yo utilizo uno de aluminio tipo “plum cake”.

3) Echamos en un bol los huevos, el queso, y ambos tipos de leche para batirlo bien hasta que quede homogéneo y cremoso.

4) Verter la crema sobre el molde previamente caramelizado e introducirlo en el horno precalentado a 175º – 180º al baño maría. Para ello, ponemos el molde dentro de un fuente medio llena de agua. Se trata de que la crema se cuaje con el calor indirecto que le transmite el agua caliente.

image

5) Cuajará en unos 50-60 minutos. Para comprobar que está ya terminado, meteremos una aguja de punto o similar y cuando salga limpia lo sacaremos del horno. Si se tostara demasiado la parte superior (que al desmoldar será la inferior), podremos taparlo con papel de aluminio a media cocción.

6) Desmoldar una vez frío con ayuda de un cuchillo para  separarlo de los bordes.

7) Como variante, añadir a la crema una cucharada de nescafé. El sabor a café que tomará el flan resulta exquisito aunque anulará casi por completo el queso, del que quedará solo la textura cremosa.

TORTITAS CON NATA

INGREDIENTES: 

25 cl. leche
3 huevos
3 cucharadas soperas  de azúcar
2 cucharadas  de aceite de oliva
3 cucharaditas de moka de levadura
1 cucharadita de moka de sal
200 gr.  harina.
Sirope de fresa o caramelo líquido.
Nata montada

image

1)  En un recipiente alto se vierte la leche, los huevos, la levadura y el aceite.
2) Mientras se bate todo el contenido se va añadiendo la harina muy poco a poco para que no forme grumos.
3) Añadir el azúcar y batir bien hasta que tengamos una crema uniforme y líquida. Dejar reposar la masa durante quince minutos.
4) Poner a fuego lento una sartén antiadherente y echar en el centro de ella un poco de la masa. Levantar la sartén y balancearla en sentido circular para que la masa se extienda bien por toda la superficie.
5) La tortita se llenará de pequeñas burbujas que romperán y quedarán los agujeros. Este será el momento de darle la vuelta hasta que se tueste también por abajo.
6)  Repetir el proceso hasta hacer el número de tortitas que sea necesario.
7)  Servir el plato de merienda con nata montada y caramelo líquido o bien, sirope de fresa.

SOPA DE ALMENDRAS

INGREDIENTES: 6 vasos de leche, 12 cucharadas de almendra blanca molida con copete, 6 cucharadas de azúcar, 10 rebanadas de pan, aceite de oliva.

1) En un puchero se pone la leche a cocer a fuego muy lento.

2) Se agregan las doce cucharadas de almendra blanca molida con copete y se remueve constantemente con el doble objetivo de evitar que se pegue y que se queme la leche pues tomaría un sabor que la haría inservible.

3) Añadir el azúcar sin dejar de remover. Una vez comience a hervir, la mantendremos durante unos quince minutos a fuego muy lento cuidando para que no suba y se salga.

4) Mientras tanto, cortaremos seis rebanadas de pan de no más de un centímetro de grosor y las freiremos en aceite de oliva hasta que estén muy tostadas. Las escurriremos con una espumadera y las sacaremos de la sartén, reservándolas sobre un plato con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante.

5) Transcurrido el tiempo indicado en el paso tercero, podremos comprobar que la sopa habrá tomado su característico tono amarillento y habrá espesado muy ligeramente. Apagaremos el fuego.

6) Colocaremos las rebanadas de pan frito repartidas sobre el fondo de la sopera y volcaremos en ella la sopa desde el perol que hemos utilizado para su cocción.

7) Se sirve muy caliente. Esta sopa se ha servido tradicionalmente a los postres de la cena de Nochebuena en la familia, al menos,  desde los tiempos de la madre de la abuela Cefe. Hoy seguimos haciéndola.

ROSCÓN DE REYES

INGREDIENTES: 550 grs harina de fuerza, 150 grs azúcar glas, piel de 1 naranja pequeña y 1 limón, 160 cc  leche, 45 grs levadura prensada, 100 grs margarina, 3 huevos (1 para pintar), ½ cucharadita de sal, 2 cucharadas de agua de azahar, frutas escarchadas, 100 grs azúcar.

1) El azúcar glas podemos encontrarla en reposterías o podemos hacerla en casa si disponemos de un buen robot de cocina. Es cuestión de echar en el vaso batidor 150 gramos de azúcar blanca normal y moler durante 30 ó 40 segundos. Hecho esto, añadimos las pieles de naranja y limón y trituramos de nuevo. Es importante que el vaso esté muy seco y que las pieles sólo sean en su parte exterior, es decir que habremos de evitar la parte blanca y quedarnos solo con la parte de color.

2) Echaremos ahora la leche. No debe ser de nevera. Sería bueno templarla para que quede a unos 40 grados.

3) Añadir la margarina, la levadura desmenuzándola con las manos, dos huevos, el agua de azahar y la sal. Batir todo a velocidad media. Ahora añadiremos la mitad de la harina y volveremos a batir unos 30 segundos más.

4) Ahora echamos toda la masa (bastante floja) a un bol grande e iremos agregando el resto de la harina muy poco a poco y removiendo con una cuchara de palo. Este proceso es la base de un buen resultado. Amasar, amasar y amasar. Mover, mover y mover hasta que sea una masa blanda, pegajosa y no muy densa. Tapar con film y dejar reposar una media hora. En este tiempo debería doblar su volumen pero los misterios de la repostería hacen que unas veces lo haga y otras se quede abajo….. Si este es el caso no os desaniméis. Ignorarlo y seguir.

5) Como decía, pasada una media hora (haya crecido o no), nos mojamos las manos de aceite de oliva y sacamos la masa del bol para colocarla en la bandeja del horno pintada con margarina. Formamos una bola de forma que hagamos un hueco en el medio y vayamos estirando la masa hacia los lados para darle forma.

6) Batimos un huevo en una taza y pintamos con ello el roscón. A continuación decoramos con trozos de fruta escarchada. Hemos de tener en cuenta que en el horno va a volver a crecer, por lo que tendremos que poner fruta escarchada incluso por los lados interior y exterior. Espolvorear azúcar generosamente.

7) Meterlo en el horno precalentado a 50 grados y pondremos un pequeño recipiente con agua en una esquina del horno. Debería doblar su volumen de nuevo.

8) Sacar del horno y subir a 200 grados para volverlo a meter cuando alcance dicha temperatura. Cocerá en unos 25 a 35 minutos dependiendo de cada horno. Cuando esté cocido, sacar del horno y dejar reposar una media hora. Es de suponer por todos que ya tenemos el chocolate caliente y la mesa puesta.

¡¡¡FELICES REYES!!!

PLATANOS AL CACAO

INGREDIENTES: 

6 plátanos de canarias
2 yogures naturales
3 cucharadas  de azúcar
2 cucharadas de cola-cao
Canela molida
Azúcar glass

1) Pelar los plátanos y cortarlos en rodajas de unos 8 milímetros cada una. Las iremos colocando repartidas por toda la superficie de una fuente plana.

2) Espolvorearemos todo muy ligeramente con canela molida. No se debe abusar pues esta especia tiene un sabor y un aroma demasiado intensos.

3) En un bol aparte haremos una crema a base de los yogures naturales, el cacao en polvo y el azúcar. Mezclar bien.

4) Iremos echando con cuidado la crema por todo el perímetro de la fuente de forma que cubra toda una franja exterior, quedando a la vista únicamente los plátanos de la parte central.

5) Adornar con azúcar glass la citada parte central. No así la crema de cacao, no solo porque ya está azucarada, sino también porque este polvo tan fino se hunde en la crema y desaparece. Dado que su misión es exclusivamente estética, resulta inútil.

6) Como variante o complemento, se puede decorar la crema con nata montada para lo que nos serviremos de una manga pastelera. Refrigerar y servir.  

GALLETAS CARLILI

INGREDIENTES: 250 grs. de harina de trigo, 1 huevo, 100 grs. Mantequilla, 250 grs. Azúcar, 2 cucharadas de moka de levadura, 3 nueces, ralladura de ½ limón

1)    En un recipiente alto se echa la mantequilla, el huevo, y la levadura. Mientras se bate todo el contenido se va añadiendo la harina muy poco a poco para que no forme grumos.
2) Añadir el azúcar reservando dos cucharadas y la ralladura de limón batiendo bien hasta que tengamos una masa uniforme y densa.  Amasar enérgicamente.
3)  Dejar reposar la masa durante quince minutos envolviéndola en un paño humedecido con agua caliente.
4) Sobre una superficie enharinada extenderemos la masa con ayuda de un rodillo o similar e iremos cortando masa con un vasito de licor boca abajo. Podremos utilizar cualquier otro objeto para dar diferentes formas a las galletas que iremos colocando ordenadamente sobre la bandeja del horno que habremos cubierto con papel de horno aceitado para que no se peguen. Picaremos unas nueces peladas y pondremos unos trocillos sobre cada galleta presionando ligeramente.
5) Hornearemos a unos 160º hasta que estén doradas, tras lo cual, las sacaremos y espolvorearemos con una pizca de azúcar glass que habremos hecho pasando por la picadora las dos cucharadas que teníamos reservadas.  Dejar enfriar.

PIZZA MEQUE

INGREDIENTES: 1 cerveza de 33 cl, harina de fuerza, 25 grs levadura prensada, sal, orégano, tomate frito, queso en lonchas, bacon, jamón york, cebolla, queso rallado emmental.

image

1) Como podéis ver, la descripción que hago en este caso de los ingredientes deja mucho que desear en lo que a cantidades se refiere. Es culpa de mi hija Paloma que es quien trajo esta pizza a la familia y es incapaz de medir las cantidades cuando la hace… pero le sale fantástica.  A ver si puedo explicarlo para que alguien consiga hacerla.  El caso es que con lo que aquí se cuenta salen 2 pizzas del tamaño de la bandeja de horno normal. Allá vamos.

2) La masa. Déjate de cantidades…. Echa la cerveza en un bol,  desgrana la levadura y remueve con un tenedor para que se vaya diluyendo. Echa la sal, un poco de orégano y harina. ¿Cuánta? Pues Paloma dice que hasta que se haga una masa que puedas coger con la mano para sacarla del bol sin que se te pegue. Echa poco a poco, no vayas a hacer un panazo de pueblo….  El secreto de las buenas masas siempre está en amasar mucho y bien.

3) Cuando ya sea manejable, esparce harina en la mesa de trabajo y continúa amasando allí agregando la  necesaria hasta que no se pegue. Ese será el momento de empezar con el rodillo.

image

4) Corta la masa en dos y extiéndelas bien con el rodillo.  Paciencia porque  en cuanto paras de extender, se encoje.  Extiende de nuevo hasta que se vuelva dócil.  Cuando ya la tengas, enróllala  ligeramente sobre el rodillo para poder desenrollarla sobre la bandeja del horno. No olvides poner un papel de horno debajo porque se pegaría. Si el tamaño de la masa es mayor que el de la bandeja, podemos ajustarla a los bordes y dejar el exceso en el centro a base de permitir ligeras ondulaciones en vez de permanecer estirada. La otra opción es ajustarla estrictamente al tamaño de la bandeja y recortar el sobrante.
5) Enciende el horno y precalienta a 200º. Estará a punto en el momento justo.
6) Extender tomate frito sobre toda la superficie. No demasiado pero que quede todo cubierto. Ayúdate con una cuchara. Ahora, espolvorea con orégano. Si lo haces desde muy arriba, se distribuirá más uniformemente.
7) Ya tenemos la masa y la base de pizza.  A partir de aquí, la imaginación es libre. Pon encima lo que te apetezca. En nuestro caso hemos puesto, por este orden: trozos de queso de sandwich, taquitos de jamón york, bacon en trozos, aros de cebolla y queso emmental rallado.
8) Hornea la pizza pero no te vayas muy lejos porque estará en unos 17-20 minutos. También esto es a ojo nunca mejor dicho: vigila y cuando tenga aspecto de estar en su punto….. Es que está en su punto. Apaga el horno, sácala, déjala reposar 10 minutos y al lio.