SOLOMILLO RELLENO

INGREDIENTES: Para 2 personas.- 1 solomillo de cerdo, 15 lonchas finas de bacon ahumado, 70 grs queso Roquefort, pimienta negra molida y aceite de oliva virgen extra.

PRIMERO.-  Saca de la nevera el queso y el bacon para que se templen y limpia el solomillo quitándole las grasa adiposa que le rodea;  corta y extrae también una parte grasa en forma de telilla más dura y fina que tiene por uno de sus lados; y por último, elimina el cordón que va por el interior de una pieza alargada y fina adosada longitudinalmente al solomillo. Si te lo hace el carnicero, pues mucho mejor. Nada de esto es estrictamente necesario, pero sí muy conveniente.

SEGUNDO.- Con un cuchillo afilado y mucho tiento, vamos a hacer un corte longitudinal a lo largo de la pieza y por su mitad, pero sin  llegar a separarlo en dos. Se trata de abrirlo como un libro sin que ambas mitades se separen.

TERCERO.- Ábrelo bien y golpéalo con la hoja del cuchillo por su lado plano. De este modo se extenderá la carne y se volverá algo más maleable.

CUARTO.- Muele un poco de pimienta negra por el interior y rellena el centro con migas de queso Roquefort. Si tu tendencia fuera a exagerar, ten en cuenta que este queso es de un sabor muy intenso y penetrante, además de salado (y por ello no ponemos sal). Ciérralo y presiona fuerte para que el queso se extienda y se acomode bien en el interior. No dejes que asome por el borde porque en el horno fundirá y se saldrá.

QUINTO.- Quita la tira de corteza dura de todas las lonchas de bacon y colócalas sobre una tabla de forma que se monte cada una sobre parte de la siguiente. Mira las fotos. Es importante que el bacon esté a temperatura ambiente para que suelte grasilla.

SEXTO.- Coloca en solomillo en sentido transversal a las lonchas- No lo pongas en el centro de todas ellas, sino de la mitad hacia uno de los lados. Y ahora vamos envolviendo la carne con las lonchas de bacon y fijándolas a ella con una ligera presión. La grasa que ha soltado el tocino ayudará a que se adhiera bien.

SÉPTIMO.- Cuando esté completamente envuelto en bacon, lo comprimiremos un poco más con las manos y lo colocaremos sobre la rejilla del horno. Y para sellarlo del todo, lo pintaremos con una brocha y un hilo de aceite de oliva virgen extra.

OCTAVO.- Lo metemos en el horno precalentado a 200ºC y colocamos bajo la rejilla una fuente que recoja la grasa que ha de soltar. Cerramos el horno y bajamos temperatura a 160ºC. Tras unos 35 minutos (dependiendo de cada horno), estará ya bien dorado y jugoso en su interior.

NOVENO.- Déjalo templar para que se contraiga un poco y córtalo
en rodajas de 1,5 cm aproximadamente. Puedes servirlo acompañado de unos
pimientos del piquillo asados o si te gusta más, con salsa barbacoa, aunque yo
creo que le tapará los sabores.

Esta receta es la básica. Puedes mejorarlo mucho con solomillo ibérico y rellenando de un queso más suave y un buen jamón cortado en lascas. H1804      

Publicado por

cocinaamibola

Sabores mediterráneos. La cocina española más clásica y sencilla. Ni deconstruimos, ni esferificamos. Nada de miniaturas en platos gigantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s