MIGAS CASTELLANAS

INGREDIENTES: 1 hogaza de pan, 2 chorizos frescos,  1 morcilla, 3 pimientos choriceros, pimentón dulce, 1 copita de anís dulce, 6 dientes de ajo, 250 grs panceta, aceite de oliva, agua y sal.

image

PRIMERO.-  Antes que nada, pon los pimientos choriceros en agua para que se hidraten. 

Habremos de procurar tener el pan de hace dos días. De vísperas, se corta a rebanadas finas o mejor a pellizcos para que se seque algo más y quede más pequeño. Pero si no hubieras podido hacerte con él antes, colócalo sobre la bandeja del horno bien extendido y ponlo a unos 70ºC durante un rato para que seque.

SEGUNDO.-  Humedece el pan con un atomizador de agua. No se trata de que quede mojado, sino muy húmedo. Añádele sal y un par de dientes de ajo picados. Cúbrelo con un paño de cocina para evitar que se reseque.

TERCERO.- Picaremos en trozos no demasiado pequeños los ajos, el chorizo, la morcilla y la panceta. 

CUARTO.- En una sartén honda echaremos la panceta y luego el chorizo,  para que suelten su grasa. Puedes hacerlo junto, o primero una cosa y luego la otra. En las recetas originales, toda esa grasa va derechita a empapar las migas dándoles un sabor fantástico, pero en pleno siglo XXI me parece una barbaridad meterse esa cantidad de grasa saturada en el cuerpo, así que creo que podemos desgrasar tranquilamente porque estos elementos seguirán aun aportando sabor a las migas. Una vez escurrido, incorpora todo a la cazuela principal.

QUINTO.- Escurre bien  los pimientos choriceros, quítales  las semillas, pícalos y échalos a la sartén junto con los ajos y la morcilla. Rehoga todo  durante unos cinco minutos y vuélcalo en la cazuela. 

SEXTO.- Apartar la cazuela del fuego y echar una cucharada de pimentón dulce removiendo constantemente para que éste no se queme, y acto seguido incorpora las migas removiendo bien para que se mezcle todo.

SÉPTIMO.- Sin dejar de  remover, regaremos todo con una copita de anís dulce.

OCTAVO.-  A partir de este momento hemos de tener gran cuidado pues el pan se pega enseguida  al fondo de la sartén así que habrá que tener un brazo entrenado y remover con una paleta o cuchara de madera constantemente. Muy poco a poco iremos notando como el pan se va deshaciendo y convirtiéndose en una especie de pasta. 

El paso desde esta textura a aquel en que tengamos unas migas sueltas solo tiene un camino: remover sin parar mientras  se van secando hasta que quedan listas para comer.

Ni que decir tiene que si las servimos acompañadas de un par de huevos fritos con pimientos, el resultado será sublime. Hablar ahora del colesterol sería de mal gusto…. R1602

Publicado por

cocinaamibola

Sabores mediterráneos. La cocina española más clásica y sencilla. Ni deconstruimos, ni esferificamos. Nada de miniaturas en platos gigantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s