CHORIZO GALLEGO AL VINO

INGREDIENTES: 4 chorizos gallegos frescos y de calidad, 1 litro vino gallego, 2 hojas de laurel.

image

PREVIO.- Si cocer los chorizos es algo que no tiene ningún secreto, ¿cómo es posible que unos salgan exquisitos y otros no tanto?. Pues lógicamente, el secreto está en los productos. No ahorres al comprar los chorizos y hazte con unos de calidad extra, que no son caros. Pero si cueces unos chorizos estupendos en un vino peleón… sólo conseguirás cargártelos. No hace falta que sea un albariño impresionante, pero no compres lo más barato, por favor…hay vinos gallegos (orensanos, para más señas) a muy buen precio que son muy dignos para este plato.

PRIMERO.- Pincha los chorizos por toda su superficie con una punta afilada. Sólo se trata de romper la piel para que pueda salir la grasa, así que no hace falta ensartarlo como en una brocheta.

SEGUNDO.- Ponlos en una cazuela pequeña y echa 2 hojas de laurel y la mitad del vino hasta que los cubra. Tápalo. Enciende el fuego y cuando empiece a hervir, baja el calor hasta que mantenga un hervor suave pero constante.

image
image
image

TERCERO.- Comprobarás que van soltando su grasa a través de los agujeritos que les hicimos con el cuchillos. Hemos de tenerlo cociendo unos 30 minutos. Si se te evapora el vino antes de este tiempo, es porque no lo has tapado o bien porque has puesto poco. Añade más, pero no dejes que se quemen.

image
image

CUARTO.- Pasado el tiempo, que es aproximado (los he llegado a tener hasta 50 minutos), déjalos enfriar y cuando sea posible, mete la cazuela en la nevera hasta el día siguiente.

QUINTO.- Pasadas un mínimo de 8 horas, saca la cazuela del frigo. Verás que toda la grasa que han expulsado se ha solidificado en la superficie formando una capa gruesa. Toda esta grasa, untada sobre un trozo de pan es algo verdaderamente exquisito, pero es un auténtico veneno para nuestras arterias… Bueno, retira esa capa de grasa y deséchala.

image
image
image

SEXTO.- Rellena con el vino que teníamos reservado y vuelve a ponerlo a cocer durante quince minutos. Aún soltarán algo de grasa residual. Retíralo del fuego y déjalos en el vino a modo de conserva. Córtalos en frío para que no se deshagan. Sírvelos con pan… sólo pan. Es un aperitivo estupendo y mucho más saludable de lo que piensas. H1708  

Publicado por

cocinaamibola

Sabores mediterráneos. La cocina española más clásica y sencilla. Ni deconstruimos, ni esferificamos. Nada de miniaturas en platos gigantes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s