MEJILLONES TIGRES

INGREDIENTES: 1 kg. Mejillones, medio vaso de vino blanco, cuatro cucharadas de harina, 1 cebolla, 6 cucharadas de tomate frito, 50 grs mantequilla o margarina, aceite de oliva  virgen extra, nuez moscada, 500 cc leche, pimienta negra molida, sal, pan rallado y 1 huevo.

image

PREVIO.-  Yo soy de los que el mejillón nos encanta pero solo lo tomamos de dos maneras: al vapor con mucho limón o escabechado en lata. Los tigres son una tercera posibilidad. Es un aperitivo o bien un entrante excelentes que siempre te deja con ganas de más.

PRIMERO.- Limpiaremos muy bien las conchas de los mejillones y les quitaremos a todos ellos las “barbas” que son esa especie de esparto con el que se une a las rocas o a las cuerdas de las bateas.

SEGUNDO.- Los haremos en dos veces salvo que usemos una olla súper grande. Los echamos dentro con medio vaso de vino blanco, a fuego máximo y con la tapa puesta que, si es de cristal, nos ayudará a ver cómo va la cosa sin perder vapor. En cuanto abran y veamos que están cuajados, los sacamos porque empezarán a soltar agua y se quedarán en la mínima expresión. Guardaremos 100 cc del agua que han soltado.

TERCERO.- Cuando enfríen,  sacaremos a un plato aparte la carne de cada uno conservando las valvas, a las que quitaremos con una puntilla una especie de ventosa carnosa que le unía al mejillón y las herviremos durante unos minutillos en agua y un poco de vinagre. Secar y reservar.

image

CUARTO.-  Picaremos la cebolla extremadamente fina y la pondremos a pochar a baja temperatura en aceite de oliva con sal, laurel y un poco de pimienta negra molida, hasta que esté tierna y transparente.

QUINTO.-  Mientras se hace la cebolla, cortaremos los mejillones en trozos más grandes que aquella para que no se nos deshagan y los incorporaremos a la sartén cuando la cebolla esté ya hecha. Remover suavemente y agregarle  unas cuatro o cinco cucharadas de tomate frito. Mezclar bien y retirar del fuego.

SEXTO.-  Haremos una bechamel con cuatro cucharadas de harina, 50 grs de mantequilla o margarina, tres cucharadas de aceite de oliva, medio litro de leche y 100 cc del caldo de los mejillones, nuez moscada, pimienta negra molida y sal. 

SÉPTIMO.-  Ahora pondremos una o dos cucharadas de la cebolla y carne de mejillón en cada valva y encima otra cucharada de bechamel y enfriar. Procuraremos que quede sin churretes y con copete pero si ocurre, bastará con esperar a que tomen frío y podremos eliminar lo sobrante con un cuchillo.

  OCTAVO.- Una vez fríos, los iremos rebozando uno a uno en huevo batido y en pan rallado para freírlos a continuación hasta que estén dorados.  No obstante, si hemos hecho demasiados o pretendemos guardarlos para mejor ocasión,  podemos congelarlos sin problemas una vez que estén empanados y freírlos directamente sin descongelar. R1605

Publicado por

cocinaamibola

Sabores mediterráneos. La cocina española más clásica y sencilla. Ni deconstruimos, ni esferificamos. Nada de miniaturas en platos gigantes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s