LUBINA AL PAPILLOTE

INGREDIENTES: 6 lubinas de ración, 6 papeles para horno, 1 diente de ajo, Aceite de oliva virgen extra, Perejil, sal.

1) Será necesario encontrar en el mercado seis lubinas que sean de ración, lo cual hoy dia no es muy complicado ya que los mercados están invadidos de peces provenientes de piscifactorías y suelen ser pequeñas. Les quitaremos las vísceras y las escamas  o las compraremos ya limpias. El pescado proveniente de piscifactoría no puede tener el sabor del salvaje puesto que se alimentan con piensos que, por mucho que pretendan asemejarlo al alimento del mar, no es lo mismo. Por otra parte, tiene una importante ventaja: su precio. Ahora es asequible para la mayoría de la gente.

image

2) Las lavaremos bien al chorro bajo el grifo y las salaremos por fuera y en la cavidad abdominal. A continuación las envolveremos, una en cada papel, poniendo especial cuidado en que no quede al aire ninguna parte del pez.

3) Colocadas sobre un plato, de dos en dos y una opuesta a la otra, las meteremos en el horno microondas a máxima potencia (900 W) durante 7-8  minutos. Si fueran más grandes podemos tenerlas hasta siete minutos, tras lo cual, las dejaremos reposar.  Más tiempo de cocción hará que se sequen.

image

4) Pasados unos cinco  minutos de reposo las liberaremos del papel, las quitaremos la piel y extraeremos los lomos. Su aspecto y resultado es prácticamente idéntico que si las hubiéramos cocinado a la sal. Colocaremos los lomos enteros en un plato amplio.

5) Mientras los pescados están en el horno, tenemos dos opciones de presentación: a) Un ali-oli sabroso. b) haremos un majadito de ajo y perejil con el aceite de oliva. No conviene hacer demasiado pues el ajo crudo tiene un sabor muy picante. Regar los lomos del pescado con el aceite y llevar a la mesa cuanto antes pues el pescado se enfría rápidamente. Recomiendo este plato por su sencillez y porque el pescado conserva todo su sabor. El resultado es sorprendente.

LOMO AL PAPILLOTE

INGREDIENTES: 1 kg de cinta de lomo, pimienta negra molida y sal.

1) Parece mentira que con tan poco ingrediente salga algo tan bueno y tan sano. Lo primero que hemos e hacer el lavar bien la carne al chorro del grifo. Ahora le cortaremos toda la grasa blanca que le rodea para quedarnos con la pieza magra que es.

2) Embadurnarlo generosamente con sal y pimienta negra molida. Frotar bien con las manos para que penetre lo más posible. Me refiero al exterior de la pieza. Si lo que tenemos es un trozo del lomo, no hagáis esto con los extremos que no son sino el interior ya cortado.

3) Empaquetarlo bien en papel de horno para que no queden resquicios y ponerlo sobre un plato con los pliegues del papel hacia abajo para asegurar mejor el cierre.

4) Microondas, 900 watios, 22 minutos. Ya está. Simple verdad?

5) Déjalo reposar unos minutillos y ábrelo sin quemarte y sin que se pierda el jugo que habrá soltado que obviamente solo ha podido salir de la propia carne y sin grasa.

6) Cortarlo muy fino y tomarlo con su jugo mientras haya.  El resto, con un poquito de aceite de oliva virgen extra y un poquito de cayena en polvo…. o sin ella.